Webcomiqueros

Historia y evolución de la presencia del cómic en internet

Posted in Uncategorized by listocomics on 27/02/2009

(por Defriki)

Hete aquí el completo trabajo de Francisco Molina Arcas (alias Defriki) en glorioso formato PDF:

Historia y evolución de la presencia del cómic en internet

(Contenidos: 1. Introducción, 2. Breve historia del webcómic, 3. Características básicas del webcómic, 4. El webcómic como negocio, 5. Webcómics en español, 6. Conclusiones, 7. Bibliografía)

-por Defriki

Anuncios

El manifiesto del dibujante

Posted in Uncategorized by listocomics on 24/02/2009

(por JRMora)

Cuando un dibujante tiene 5 años, no tiene problemas para publicar, cualquier soporte y técnica sirve, la anarquía es el estilo en sí, desde los pasillos de la casa hasta cualquier documento del domicilio familiar por importante que este sea puede ser dibujado, el tema a tratar tampoco importa demasiado, ni la crítica, ni que toda expresión artística seá pasto de la represión y borrada al poco tiempo pero toda tu familia, vecinos y amistades sabrán de tu exposición espontánea, un éxito.

Sin embargo el dibujante de 10 años ya en el mundo escolar puede probar otras técnicas y temáticas aunque ahora es cuando en realidad descubre que para que su trabajo sea considerado debe ser como mínimo “el mejor de la clase” dibujando, por lo general la actividad aquí también se desarrolla de forma furtiva y en muchas ocasiones será motivo de algún castigo o reprimenda, pero no importa siempre hay alguna niña que te mira interesada, aunque aún no sabes bien en qué (puede que ella tampoco)

Cuando el dibujante tiene 15 años si el proceso hormonal no lo acaba de alejar de los dibujitos será cuando la familia empezará a pensar que realmente existe un problema grave y empezarán a preocuparse, aunque aún no demasiado, superheroes y lolitas de distintos estilos orientales empezarán a aparecer entre sus “creaciones” en internet es un medio alucinante es como aquellos pasillos blancos de los 5 años donde se puede hacer uso de una libertad creativa maravillosa…

El dibujante con 25 atraviesa un momento crítico, de continuar con la actividad puede que no acabe de dejarlo nunca, ahora lo que hace le importa, pero claro, solo a él, pero es hora de hipotecarse con trece hipotecas y establecer una familia y trabajar duro cada día, por lo que la opción es clara, dibujar y que espere “el progreso“.

Los 30 llegan enseguida incluso para un dibujante que ahora ya empieza a tener millones de anécdotas para contar pero no ocurre lo mismo con los ahorros, suele ser a esta edad cuando el dibujante suele autoproclamarse como tal sin ningún pudor y empieza a aceptar ser el eterno colaborador y así…”me conocerán” y claro, la promoción no me la van a a hacer pagándome, eso ya vendrá cuando sea “el mejor de mi barrio“, la familia ya está hace años en la fase maldita de: “está muy bonito, pero…¿y si buscas un trabajo?

Los 35 aparecen para el dibujante y afortunadamente ya es el mejor del barrio pero la realidad es que es el único que hay, para colmo resulta ser un barrio donde la empresa más cercana que puede publicarle algo está a más de 500 kilómetros de distancia y aún no está demostrado que esa empresa esté dispuesta a pagarle algo por hacerlo.

Los 40 para el dibujante son el encuentro con la realidad, una realidad que llevaba 40 años ahí en tus narices y que no había cambiado pero que había sido imposible verla, ahora muchos te ofrecen la posibilidad de colaborar en millones de sitios, !macho..!conocen tu trabajo… ¿De qué te quejas?

Trabajar gratis en empresas que pagan hasta por que algunos estornuden es la mejor manera que de que te conozcan en Singapur.Ahora con internet las posibilidades de que te conozcan en la superficie de Marte aumentan un 85%.En esta al igual que en la profesión periodística los que deben ir haciendo los huecos y pueden echarte un cabo son los que te acaban por decir siempre de forma muy amable que no te conoce nadie y cuando a alguien no lo conoce nadie es parecido a no ser nadie y tirarse 40 años trabajando para no ser nadie, pues oye, molesta.Pero no, no hay que decírles que molesta hay que aceptar estar con ellos aunque sea por nada, con la intención de que cuando ya no quede ser en el globo que no sepa quién eres y lo que haces y que encima lo consuma y aplauda,entonces y solo entonces … pedir un sueldo.

Por ello se redacta el siguiente manifiesto:

La actividad del dibujante en cualquiera de sus modalidades es una profesión igual de importante para la sociedad que la del fontanero, el agricultor, el médico, el juez, el astronauta , el panadero, el periodista o el carpintero.

El dibujante cuando desarrolla su trabajo invierte su tiempo (muchas veces el que no tiene ), dinero ( muchas veces el que no tiene ) y neuronas ( aquí depende ya de la genética) en grandes cantidades.

No existe ningún caso conocido de un dibujante que se alimente de la fama, ni de los agradecimientos ni de las colaboraciones a cambio de “publicidad” , los ingresos suelen venir siempre del dinero que puedan cobrar por sus trabajos o actividades relacionadas con el mismo.

Ningún dibujante es nadie, a la pescadilla esa que se obstina en morderse la cola hay que cortarle la cola, “no publicoporque no me conocen, no me conocen porque no publico“

Aceptar trabajar gratis no es dignificar la profesión, la devalúa y además alimenta un absurdo tópico rancio del “amor al arte“, no percibir dinero a cambio del trabajo permite que sea más fácil seguir alimentando otro tópico de que si no puedes vivir de dibujar, es que tu trabajo NO ES BUENO, además no permito que nadie se aproveche de mis relaciones amorosas aunque sea con el arte, eso forma parte de la intimidad del artista y no da derechoa nada.

Existe una frase que dice que “si alguien grita en el desierto y no hay nadie para escucharlo y darle difusión no ha existido ni la persona ni el grito ni el desierto ni nada de nada” por ello pido a los que pueden ayudar a que exista un mercado digno para los dibujantes que no fomenten los desiertos.

La creación de un sindicato español de dibujantes de humor gráfico y cómic para defender los derechos de estos trabajadores podría ser motivo de debate tanto en la red como en asociaciones y colectivos no asociados , comparando modelos existentes en otros países, sí…sí… ya se que no se puede…

– JRMora.

Revisión abril 2006. Este manifiesto puede copiarse libremente y reenviarse por mail, así como incluirse en cualquier web o blog, siempre y cuando se cite la procedencia y autor del mismo,(si usted quiere publicarlo en un medio impreso a la venta que vive de la publicidad podrá destinar parte de lo que ingresa de un anuncio a pagar por publicarlo) así mismo se aceptan y agradecen correcciones y aportaciones al mismo por parte de colectivos relacionados con la actividad. Contacto: jrmora@gmail.com
Referencia: Manifiesto del dibujante-revisión

– fuente: JRMora.com

Cómo comiquear en vectores

Posted in Uncategorized by listocomics on 24/02/2009

(por Quetzal)

Bueno, tengo rato (como seis meses) queriendo postear este tuto, pero lo habia estado dejando de lado, hasta que hace dias vi que Scott Kurtz de PvP estaba entrandole al mundo de los vectores y presumia su metodo como lo mas impresionante y alabenme por compartirlo con ustedes. Y digo “me llamo la atencion” porque en revolver venimos haciendo esto desde hace año y medio ( y me atreveria a decir que de manera menos complicada que el) y me parecio que ya habia pospuesto esto lo suficiente.

Antes de empezar: No pretendo afirmar que esta es la MEJOR manera de vectorizar un comic, es solo la que he encontrado que es mas comoda y funcional cuando se planea utilizar los comics a futuro en otros medios (sobre todo impresos).

Resumen rapido:
Lo que vamos a hacer aqui es tomar un dibujo a mano y vectorizarlo, para en vez de estar trabajando con pixeles hacerlo con vectores (valga la rebuznancia) y aprovechar todas las ventajas que ello supone.

Cuales ventajas? Para empezar una preservacion inigualable de la calidad del trazo. Los vectores los pueden crecer infinitamente y no perderan resolucion, ademas de modificarlos es la mar de sencillos y para los que de repente reciclamos arte (deberiamos hacer la honorable asociacion del copy/paste) representa una gran comodidad.

Ingredientes: Lapiz azul non photo (o cosa que se le parezca), lapiz, papel, rotulador (opcional), tabla digitalizadora (muy opcional), Adobe Photoshop CS2 (o 3) y Adobe Ilustrador CS2 (de preferencia 3).

Paso 1: bosquejo
Lo primero es hacer el dibujo, cada quien lo hace como le place pero yo recomiendo ampliamente empezar a bosquejar con la mina azul (o de cualquier color), pero ya saben, cada quien como le acomode. Si tu dibujas directamente a tabla digitalizadora, brincate este paso.
Así que tenemos algo más o menos así:

Imagen

Paso 2: entintado
Igual, aca tenemos de dos sopas, o entintamos a mano (como yo) o a tabla digital. En cualquiera de los dos metodos, hay que recordar jugar con el grosor de la lineas para que se vea boniiiiiitoooooooo!. Asi que gracias a la magia de internet, digamos que ya tenemos algo asi:

Imagen

Paso 3: escaneado
Aqui es donde esta el primer truco, ya que tenemos que deshacernos de las lineas de bosquejo. Hay muchos tutoriales para eliminar el azul (o verde, en mi caso) en fotochó, pero el mas sencillo es el siguiente: escanear a escala de grises con leve brillo y mucho contraste. ¿Que tanto? pues cada scanner y cada software de scaneado es distinto, asi que tendran que buscar sus propios settings. Por lo pronto y si tienen mucha prisa (o pereza) vamos a escanear con el WIA de Photoshop, en lugar de con el software oficial de cada scaner.

Imagen

En la ventana que se abre, seleccionamos configuracion personalizada y metemos estos settings:

Imagen

y escaneamos.

Paso 4: limpieza.
Esto debio darnos una imagen mas o menos limpia (mas mas que menos) donde apenas se aprecien los trazos del bosquejo. Algo asi como esto:

Imagen

Vamos a deshacernos de esa basurita moviendole al contrast and brigtness:
Imagen

Y listo!
Imagen

¿que? ¿no te gusto como se hicieron tus lineas? no te asustes, todavia no llega lo bueno…

Paso 5. Ora si, vectorizado.
Ahora si viene lo bueno, vamos a guardar nuestra imagen como jpg de maxima calidad y lo vamos a abrir en ilustrador. Notaran que entre las funciones del CS2 esta un pequeño botoncin que dice Live Trace (si no te aparece la barra superior, te vas a window/control).

Imagen

Al presionar este boton, lo que va a suceder es que ilustrador va a interpretar nuestro mapa de bits como vectores, creando las formas necesarias. Hay muchos settings predeterminados pero el que usaremos es este:

Imagen

Nos va a dar un suavizado de las lineas manteniendo los gruesos y delgados que dimos, pero dejando el trazo un poco messy. Si quieren algo mas fiel a su dibujo solo bajen el threshold hasta que obtengan el resultado deseado.

Digamos que ya estamos contentos con el trazado, ahora vamos a expandir:

Imagen

Notaran que ahora ilustrador interpreta su dibujo como un shape y no como bitmap,

Imagen

tambien que cada area blanca (incluyendo la de alrededor del dibujo) es ahora un objeto aparte:

Imagen

Felicidades! tu dibujo esta vectorizado, ahora ¿que hacemos con el?

Paso 6. Decisiones, decisiones.
Como dije antes, cada area blanca es un objeto aparte, asi que tenemos que decidir si las conservamos o no. Si las borramos, hacemos la imagen mucho mas liviana (recuerden que los vectores son pesados para el procesador de su ordenador) pero si las conservamos, podemos interponer un dibujo sobre otro sin problemas, ademas de poder colorear en ilustrador por zonas.
mmmmmh, digamos que las conservamos (menos la del area alrededor, esa si la mandamos al diablo).

Paso 7. Armado el comic.
Puesto que estamos trabajando con vectores ,no hay razon para volver a photoshop, al menos no todavia. Si tu comic es de un formato definido, recomiendo tener las viñetas en un archivo aparte, asi podras, mediante mascaras, jugar libremente con el acomodo de los objetos y el texto. Digamos que tenemos algo asi:

Imagen

Asi que ahora traemos nuestra recien vectorizada imagen (recuerden agruparla primero) y la acomodamos donde la queremos:

Imagen

seleccionamos la viñeta correspondiente:

Imagen

la copiamos y la pegamos ENCIMA de nuestro dibujo y seleccionamos ambas cosas:

Imagen

y creamos una mascara:

Imagen

y listo! nuestra viñeta esta hecha:
Imagen

Noten que como no tuvimos que borrar nada, nuestro dibujo completo aun existe:

Imagen

asi que podemos deshacer la mascara (o haciendo doble click en ella, entrar a editarla) y podemos reacomodar o agregar cosas:

Imagen

Aquí pueden grabar como gif y jpg para subirlo a sus sitios, importarlo en photoshop a la resolucion que les pegue la gana (en serio) y un monton de cosas mas, pero de eso hablare mañana porque esto de escribir tutos es mas tardado de lo que pense y no hice otra cosa en toda la tarde. Luego les platico de como colorear con LivePaint, ilustrar mega rapido con vectores para cuando hay prisa (sombras y todo), y todo lo denas.

Espero que les haya sido de alguna ayuda, saludos!

– fuente: foro WEE

Mandamientos expandidos

Posted in Uncategorized by listocomics on 23/02/2009

(por Ivan Lasso)

Punto nº1: ¿Conoces El Listo? ¿No? Un webcomic más que recomendable, con mucho tiempo ya circulando por las websferas. No dejes que el dibujo te engañe y date una vuelta por allí para añadirlo a tus favoritos, ponerlo en tus marcadores, suscribirte por RSS, lo que sea para seguirlo regularmente.

Punto nº2: Hace unos días, se publicó allí un post titulado Diez mandamientos webcomiqueros, una mini-guía que puede resultar muy útil a aquellos que están empezando a pergreñar una idea para un webcomic. De hecho, antes de continuar leyendo esta entrada, sería bueno que te pases por allí para leer dichos mandamientos, pues lo que viene a continuación es una serie de acotaciones-añadidos-considerandos que me ha parecido bueno dejar caer para ampliar un poco lo que allí se dice.

Nota: Sí, podría haber copypasteado los . Pero a nadie le hace daño seguir un enlace, ¿no?

  • Añadido al II: Lleva siempre contigo un soporte analógico de almacenamiento de información y un dispositivo manual de entrada de datos (gracias por la inspiración, Wardog): vamos, una libreta y un boli de toda la vida. Vale, vale, si eres muy geek, pues una PDA o similares. El caso es que lleves algo para apuntar cuando se te ocurra una idea. Y recuerda que lo llevas para algo, no para quedar como un intelectual. La ley de Murphy dice que justo será el mejor chiste aquel que no hayas anotado y que hayas olvidado (o algo así).
  • Añadido al III: Y si usas fuentes, procura no usar las más trilladas (Arial, Tahoma, Times, Comic Sans…). Hay muchos sitios donde conseguir fuentes gratuitas, como FontSpace o DaFont, y programas gratuitos para gestionarlas como The Font Thing.
  • Acotación al VI:Grabar este mandamiento en piedra y colocarlo sobre el monitor (si es una portátil, esculpirlo en el touchpad).
  • Añadido al VII: Si no tienes ni idea de como contratar un servidor propio (o no tienes dinero o ganas), ni tampoco como instalar WordPress y personalizar ComicPress (cosas ambas muy fáciles pero que dan su miedito al principio), usa para comenzar Blogger o WordPress.com (es la plataforma gratuita de blogs que usa el sistema WordPress). A la hora de elegir, ten en cuenta algunas cosas:
    • Ambos te dan una dirección con subdominio (tutitulo.blogspot.com o tutitulo.wordpress.com). Si te decides a comprar un dominio propio (www.tutitulo.com), siempre puedes dirigirlo hacia tu blog en esos servicios.
    • Blogger es más difícil de personalizar, pero te da más libertad (casi que puedes hacer lo que quieras, pero es un tanto difícil). WordPress.com te da más opciones que las cuatro plantillas de blogger, pero no puedes añadirle muchas cosas, de hecho casi nada (en este sentido, es más limitado). Si te decantas por Blogger, en Blog and Web puedes encuentrar buenos tutoriales y en BTemplates una gran cantidad de plantillas.
    • En Blogger puedes usar Adsense o cualquier otra publicidad similar. En WordPress.com, no. Por lo que si esperas llevarte unos eurillos en algún momento, la elección es clara. Pero considera que lo que ofrecerás son imágenes, por lo que la publicidad contextual no suele ser muy útil.
    • Si quieres probar las ventajas de tener un hospedaje propio y una instalación de WordPress (no confundir con el .com), puedes usar un servicio de host gratuito como Awardspace (en inglés). Si el asunto crece, siempre podrás buscar alternativas de pago (o usar el mismo servicio).
  • Añadido al VIII: Un par de blogs a los que echarles un vistazo sobre el tema son Trazos Web y Chica SEO.
  • Acotación al X: Sí, pero seguirlos te hará la vida más fácil. Y cuando los tengas dominados, podrás romperlos con mayor facilidad y efectividad.

– fuente: Nuestros Cómics

Por qué los webcómics patearán el blando culo de los cómics impresos

Posted in Uncategorized by listocomics on 23/02/2009

(por Listo Entertainment)

Este autocomplaciente artículo que viene a ser la transcripción de unos apuntes para una autocomplaciente charla sobre webcómics. Léanselo enseguida que ahora mismo el tema todavía es un poco polémico pero en breve se hundirá la indústria de los cómics en papel y esto quedará más obsoleto que la serie Colombo en cintas de video Beta.

Los árboles son cojonudos. Todos los mágicos seres del reino vegetal comen dióxido de carbono y cagan oxígeno, pero los árboles molan mucho más que las lechugas o los arbustos. Sin embargo, cada año se pierde una superficie forestal de 100 km2. Estamos destruyendo los hábitats de muchos bichejos y plantas que se extinguen incluso antes de que haya habido tiempo de catalogarlos y estamos perdiendo la oportunidad de luchar contra el efecto invernadero y el calentamiento global sin tener que frenar la industrialización.

No querer contribuir en la deforestación del planeta ya tendría que ser motivo más que suficiente para preferir los webcómics a cualquier tipo de producto impreso en papel, pero aún dando por sentado que al lector medio le suda la polla la vida de los koalas y la supervivencia de la raza humana a largo plazo, los webcómics ofrecen otras ventajas que trataremos de analizar en este artículo.

No negaremos que los cómics impresos también ofrecen algunas ventajas respecto a los webcómics, pero procederemos a hacer un poco de burla de estas ventajas, más que nada por intereses gremiales. En todo caso, mofarse de las ventajas de los cómics impresos no será difícil, pues casi siempre que me he visto involucrado en conversaciones sobre el tema, el argumento que he oído más veces dice más o menos tal que así:

“Oh sí, me gusta el tocar el papel… Internet no podrá dar nunca el placer que proporciona el tacto de una publicación física en la yema de los dedos.”

Ostras. Es que lo ponen en bandeja. Hay que morderse la lengua para no decir que si la principal ventaja de los cómics tradicionales es el tacto del papel en que están impresos, más les vale irse asegurando de que dicho papel sea también suave y absorbente, porque en tiempos de crisis cada vez son más las familias que en lugar de tener el revistero junto al sofá lo tienen en el cuarto de baño. Y podríamos estar también un buen rato discutiendo la idoneidad de las publicaciones en papel para esos otros menesteres más prosaicos, pero sólo incidiremos en que los expertos también recomienda el refrescante uso del bidet como alternativa higiénica y civilizada al tradicional restregarse fibras vegetales por el culo.

Y aun respetando las filias de cada cual, no podemos más que sentirnos condescendientes ante la superioridad táctil del papel impreso al recordar que antaño en lugar de e-mails la gente escribía en papel y luego lo doblaba y lo metía en unas cosas muy bonitas llamadas sobres que sabían a rayos cuando los lamías para que se mantuviesen cerrados pero que también daban mucho gustirrinín al acariciar y que sin embargo hoy en día ya sólo se utilizan con siniestros fines publicitarios, con lo que al placer táctil de abrir el buzón físico se le concatena enseguida el placer táctil de arrugar papelacos y tirarlos a la papelera. Oh sí, oh sí.

Y, sin embargo, los cómics impresos deben tener otras ventajas que a veces se nos pasan por alto cuando hablamos de ellos. ¿Cúal debe ser el secreto de su éxito?
Igual va a ser que, en general, los cómics impresos molan más.

¿Y cómo puede ser que los cómics impresos molen más que los webcómics?

Que no vaya a ser porque antes de imprimirse han pasado un filtro de calidad.

En los webcómics no. En los webcómics no se filtra nada. Y así salen. Cualquier niñato puede hacerse una web y colgar garabatos. Hoy en día en los colegios incluso se enseña a hacer webs a los adolescentes estos que se drogan y escuchan música reguetón. Y los que son de aprendizaje lento siempre pueden poner sus viñetas en un Fotolog.
Sí, the future is now, tú también puedes dar a conocer tu obra al mundo aunque tus dibujos sean más feos que el gotelé de la ONU y tus guiones tengan menos gracia que un programa de variedades de TVE-1.

En las publicaciones impresas, sin embargo, suele haber un equipo detrás. Señores que invierten tiempo y dinero, a menudo con la esperanza de sacar del asunto más dinero del invertido o al menos recuperarlo. Y suele haber un señor que es el responsable de los contenidos al que si un adolescente zumbao logra acorralar y le enseña una tira cómica dibujada con el Paintbrush él dice:
“Está muy bien, en estos momentos no estamos buscando nuevos colaboradores pero te tendremos en cuenta si en un futuro lejano se nos ocurriese…”
“¿Os dejo mi número de teléfono?”
“Ah, uh, sí, bueno, deja lo que quieras, por mí no te cortes”.

No ahondaremos en los traumas de los jovenzuelos que, animados por cuatro comentarios positivos de sus amigotes y familiares más cercanos, se armaron de valor y ofrecieron sus servicios a alguna editorial y no recibieron nunca respuesta. A diferencia de los editoriales de libros de verdad, los editoriales de cómics no tienen fama de ser muy aficionados a responder los e-mails. Por un lado, vete a saber cuales son las normas de educación y cortesía que les inculcaron en sus casas. Y por otro lado seguramente reciben mucha basura y todos sabemos la pereza que da responder los mails que te ofrecen cosas no has solicitado (ya sean viñetas, viagra u ofertas de telefonía).

Pero bueno, lo importante es que hay por ahí un señor cuyo trabajo consiste en decidir qué contenidos tienen la calidad suficiente para aparecer impresos en el codiciado papel de las revistas y los libros, y que si no fuese por él quién sabe qué porquerías podríamos encontrar en los quioscos y librerías.

Este señor es el filtro que logra que los cómics impresos molen más que los webcómics.

Aunque también es verdad que este filtro no es perfecto. Aún dando por sentado que el responsable de los contenidos de una revista sea una persona cojonuda con un gusto exquisito capaz de distinguir una copa de Gaubança del Priorat de una copa de Ribera de Duero, su trabajo no es escoger lo que les gusta a él si no lo que gustará a las masas.
Y quién más quién menos ya sabe que las masas no tienen unos gustos tan exquisitos y no suelen encontrar demasiados matices entre una copa de leche de burra y una copa de leche de nabo.

Imagino que los señores-filtro se sientan en una mesa y van mirando la obra de las jóvenes promesas y dicen “Esto gustará, esto no gustará, esto no gustará, esto gustará” y bueno, con cuanta más gente logren sintonizar, mejor les irá el negocio.
Si son buenos en su trabajo, pillarán todos los chistes y encima adivinarán qué chistes van a pillar también las masas.
Y con el dibujo, pues más o menos lo mismo, y ya imagino que no es nada fácil saber si lo que hacen gente como Juanjo Sáez o Javier Mariscal es una mierda pinchada en un palo o una arriesgada y personalísima visión naïf del maravilloso universo plástico de los trazos y las texturas. Yo me arriesgaría a decir que lo del Mariscal es una mierda y lo del Sáez lo otro, pero la discusión podría alargarse horas y más si lo que tratamos de adivinar no es si nos gusta a nosotros si no si gustará a los compradores de revistas.

¿Cómo logran los hombres-filtro decidirse? ¿Debe haber trucos?

Os aseguro que me he leído casi todas las páginas de un par de revistas de cómics y me parece a mí que un buen truco para saber qué es lo que gustará a las masas es suponer que más o menos les gustará mañana lo mismo que les gustó ayer.

Es decir que si hace mil años a algún genio se le ocurrió caricaturizar a dos políticos como marido y mujer para hacer befa de algún pacto electoral y la gente ser rió, desde ese momento los editores de revistas apostarán por publicar una vez tras otra caricaturas de políticos flirteando, casándose o celebrando la noche de bodas.

Otro ejemplo sería la clásica tira cómica sobre un chico que intenta ligarse a una chica atractiva y ella, en lugar de sentirse halagada, reacciona con violencia física. Probablemente hubo un tiempo en que esto era un gran gag porque resultaba sorprendente y divertido que una chica reaccionase así. Pero hoy en día cualquier lector de cómics ya sabe que las tías buenas de las tiras cómicas suelen golpear a los frikis con el puño cerrado. Y sin embargo, cosas así siguen publicándose por inercia, porque si triunfaron antaño deberían triunfar una y otra vez.

O los chistes sobre un señor al que algo le sale mal y dice “esto ya no puede ir a peor” y entonces ocurre una desgracia más gorda.

O eso de que el gag de la última viñeta consista en desvelar que lo que se leía en las viñetas previas era una ensoñación del protagonista.

Etcétera.

Un grupo de científicos rusos ha realizado la prueba del Carbono-14 al humor español y han llegado a la conclusión de que algunos chistes clásicos están vagamente inspirados en unos jeroglíficos hallados en las ruinas de un templo persa.

En el mundo de los webcómics, por supuesto, también hay muchos chistes de tías buenas que golpean a frikis, pero explorando entre los clichés también es fácil encontrar un montón de ideas que no pasarían el filtro de los editores de medios tradicionales porque no son lo que se vende.
O porque no son lo que a ellos les parece que se venderá según su intuición entrenada en la observación de lo que se vendió ayer.
Y, ojo, algunas de estas ideas son bazofia pero otras son, ejem, buenas.

Porque el trabajo de los webcomiqueros es más libre, ya que no tiene que preocuparse en contentar a un señor que intenta adivinar la opinión de las masas. Por supuesto que todos los webcomiqueros quieren ser populares y tener lectores, pero algunos pueden lograrlo sin tener que preocuparse por el lector “medio”.
Incluso pueden experimentar formalmente.
Y pueden tratar temas minoritarios.
Y pueden centrarse en los guiones sin necesidad de esforzarse en hacer dibujos virtuosos (total, les van a pagar lo mismo).
Y pueden arriesgar y “pasarse de la ralla”.
Y, lo más divertido, pueden hacer chistes difíciles que no pille todo el mundo.

Porque un chiste aparecido en una revista tiene que ser fácil para que lo pille casi todo dios, pero en un webcómic puedes hacer chistes sobre física cuántica o sobre programación en Linux o sobre las novedades del sector de los videojuegos o recopilar gags privados de tu sector profesional o guiños a los lectores de algún otro webcómic o a los fans de una serie de TV.

Un chiste que sólo pille un 0′1% de la gente puede sin embargo ser un gran chiste.

Y el 0′1% de los tropocientos millones de personas que tienen acceso a internet es mucha gente.

Un ejemplo típico es el de Xkcd. ¿Quién coño entiende de narices tratan esas viñetas? El común de los mortales seguro que no, pero que le den por culo al común de los mortales. Lo bonito de los chistes difíciles es que los que los pillan no sólo se ríen sino que los mandan por correo a sus amigos para dárselas de listos. Y a la que te despistas ya tienen más lectores y han provocado bastantes más carcajadas que la tiras cómicas protagonizadas por animales que salen en La Vanguardia.

Vamos, que los webcómics pueden triunfar mucho aún estando dirigidos a un segmento muy pequeño de la población, porque la distribución se hace sola y un segmento pequeño de algo inmenso sigue siendo algo grande.

Y la calidad media de los cómics impresos puede ser más alta que la calidad media de los webcómics, claro que sí, pero la calidad media no deja de ser una calidad media, para gente media con una vida media y unos gustos medios.
Y podríamos explotar la comicidad del tema con varios ejemplos graciosos de cosas que son del gusto de la gente media, pero nos limitaremos a insistir en que a mucha gente media les encanta el tacto del papel impreso.

Luego está otra pequeña ventaja de los webcómics frente a los cómics en papel, un pequeño detalle que, intuyo, podría ser un factor decisivo en esta contienda: que son gratis.

FIN

– fuente: Listocomics.com

Diez mandamientos webcomiqueros

Posted in Uncategorized by listocomics on 23/02/2009

(por Listo Entertainment)

Estaba yo el otro día paseando por el monté Sinaí, intentando olvidarme de mis problemas con el faraón cuando vi una zarza que ardía con gran humareda. Hubiese llamado a los bomberos, pero pensé que era mejor actuar con rápidez antes de que el fuego se extendiera: me saqué la chorra y me disponía a apagar las llamas de forma artesanal cuando de repente oí la voz de Dios que me hablaba desde la zarza ardiente y me decía cosas raras sobre la liberación del Pueblo Elegido, aunque saltaba a la vista que yo no era judío porque mi manguera no estaba circuncidada y entre el susto y la emoción del momento, me había olvidado de guardala… Pero bueno, el caso es que después de mucha charla delirante sobre filosofía y teología y lógica extensional, Jehová me entregó dos cachos de mármol pesadísimos con diez trucos sobre cómo hacer buenos webcómics. “¿Y esto que és? ¿un tutorial?”, pregunté haciendo lo posible para que no se me cayesen al suelo esos dos enormes pisapapeles. “Sí, bueno, más o menos, me hubiese molado escribir un tutorial largo y serio y molón, pero es que así, personificado en forma de zarza ardiente, se me queman los lápices y se me funden los bolis… anda coge esto y ves a enseñarlo por el foro WEE a ver qué opinan”.
La zarza siguió ardiendo en silencio, sin consumirse, y ni si quiera me acordé de preguntarle por qué permitía que hubiese tanta maldad en el mundo.


Y hete aquí la versión texto que facilita el copypaste:

.


DIEZ MANDAMIENTOS WEBCOMIQUEROS

I. Lee libros, haz cosas, vive la vida: No dejes que todas tus ideas provengan de los dibujos animados de la tele.

II. Piénsate 12 veces los chistes antes de dibujarlos (puedes estar depurando tu webcómic sin tocar un lápiz, mientras esperas el autobús, te cortas las uñas o participas en conversaciones aburridas).

III. Haz la letra grande: Gran parte de tus potenciales lectores son miopes y merecen una oportunidad.

IV. Escanea en blanco y negro (a 300 ppp) y pásalo luego a escala de grises (escanear directamente a escala de grises es tentador pero queda muy guarro).

V. No es necesario ser un virtuosos del Photoshop, pero vale la pena aprender a Cortar y Pegar, Copiar y Pegar, y, por supuesto, Deshacer (Ctrl+V, Ctrl+P, Ctrl+C, Ctrl+P, Ctrl+Z).

VI. Guarda al menos dos copias de cada cómic: una a buena resolución por si algún día hay que imprimirlo y otra que cumpla el doble objetivo de ser lo suficientemente grande para leerse sin lupa y lo suficientemente pequeña para caber en el ancho de la pantalla sin usar vaselina.

VII. El Blogger es una caca y las webs artesanales tienen su encanto, pero los profetas recomiendan WordPress + Comicpress.

VIII. Leete algún tutorial de SEO y aprende a dar a conocer tus cómics sin tener que spamear por mail ni dar la paliza por los foros.

IX. Apúntate a Webcomics.es y a Cómics en Blog.

X. Recuerda que los consejos (estos y otros) te los puedes pasar por el forro: La principal ventaja de los webcómics frente a los cómics impresos es que nadie paga por leerte, ergo no tienes jefes, ergo puedes hacer lo que te salga de tus zonas más íntimas. Faltaría más.

–  fuente: Listocomics.com

Tagged with: , ,

Cómo se hace “Un friki con barbas”

Posted in Uncategorized by listocomics on 23/02/2009

(por Katakraos)

He hecho un pequeño tutorial en la kame, sobre mi método de trabajo. Espero que os sea, al menos, curioso y entretenido, y a poder ser, útil:

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

Imagen

– fuente: La Kame House

Tagged with: , ,

Qué hay que hacer para entrar en El Jueves

Posted in Uncategorized by listocomics on 23/02/2009

(por Monteys)

– fuente: ¡Quiero vuestra atención!

Tagged with: , , ,

Píxels: del papel a la pantalla y de la pantalla al papel

Posted in Uncategorized by listocomics on 23/02/2009

(por Valerian)

Del papel a la pantalla (escaneos varios):

Del papel y formato previo. Recordar que los cuadrados de los papeles son bastante peñazo quitarlos. Así como si se colorea con acuarelas, que la deformación del papel puede causar deformidades (de color y proporción) en el escaneo.
Si sin embargo queréis eliminar elementos de vuestro escaneo, lo mejor que se puede hacer es dibujar con un rotulador (un dibujo entintado, que se dice) en el que sea un negro puro contra un fondo del que se prescindirá con mayor facilidad en el ordenador.

El tema de la resolución depende del tamaño que vas a escanear y del detalle que deseas. Para escanear un tamaño folio y trabajar holgadamente con él en detalle en photoshop lo mejor es usar 300ppp. Sin embargo para leer un documento escrito suelen bastar incluso 72 ppp. Otras resoluciones mayores (400ppp, 600ppp), por otro lado son recomendables para trabajos de miniaturista, que también es posible, pero ocupan mucho más que el estandar de 300ppp.

Otro detalle a recordar a la hora de escanear es el formato de archivo. Normalmente los escáneres dejan un porrón de archivos de salida. Los que funcionan mejor para trabajar con ellos serían los formatos TIFF y PNG. Son formatos no comprimidos que archivan la imagen tal cual la reciben. Son archivos considerablemente pesados.
Su hermano comprimido, el JPG, va bien para pasar una foto a alguien por internet. Pero suele funcionar bastante mal a la hora de trabajar con ella. ¿por qué? Porque un JPG comprime una imagen restándole calidad. Incluso en la máxima calidad vuelve a hacer la imagen. No es recomendable.

Algo a tener en cuenta para usar con el escáner es que si lo que queremos es escanear algo en blanco y negro (un dibujo entintado con el boceto borrado). Usemos en vez de todos los colores la escala de grises. El archivo resultante ocupará un tercio de lo que ocuparía en versión de color.

Por último en favor de la memoria de nuestros ordenadores, es recomendable, si es posible, escanear sólo la parte que vamos a editar en photoshop después. Parece una tontería, pero a veces el espacio en blanco de los márgenes puede ralentizar considerablemente el trabajo.

De la pantalla al papel. El CMYK:

Vale, ahora tenemos lo contrario, tenemos una imagen/dibujo en nuestra pantalla que luce fantástica y queremos verla plasmada en papel para mandársela a nuestra abuela y que vea a qué nos dedicamos. Con una impresora normalita incluso.

Primero un poco de teoría del color:

Aquí un gráfico explicando qué colores son y dónde están situados. Sacada diréctamente de google
Imagen

El tríangulo que mira hacia arriba serían los tres colores primarios aditivos (Red, Green, Blue, RGB). Estos se usan cuando las imágenes las crean luces (las pantallas son unas luces). Si mezclas los tres (mezclando 3 focos cada uno con el color primario a toda potencia) tendríamos blanco. Si no encendemos ninguno de los tres focos, tenemos negro. En todo el entremedio están todos los colores visibles.

El triángulo que mira hacia abajo serían los tres colores primarios sustractivos. (Amarillo, Magenta, Cian) Estos se usan cuando las imágenes reflejan luces (papel, imprsión, cuadros de Velázquez). También son las tintas que tienen todas las impresoras. Salvando que además de los colores, incluyen el negro y el blanco del propio papel.

Este sistema de colores normalmente suele ser más impreciso de lo normal (y más en impresoras de precios razonables) por eso casi siempre que se imprime algo no queda tan vistoso como en pantalla.

Así que los consejos para imprimir y que queden los dibujos y colores lo más mejor son:
Comprar papel bueno. No tiene por qué ser fotográfico. Hay papel regruesado (un folio normal suele ser de 80gr/m2 o 75gr/m2 y el regruesado es de más o menos 100) que no es mucho más caro (yo tengo papel regruesado A3 (el doble que un A4) que me costó el paquete de 500 a 8 €) e imprime ya considerablemente bien (yo hago entregas con él).
Si tenéis ese tipo de papel o cualquier otro papel distinto del papel folio, al imprimir siempre hay que ir a las propiedades de la impresora para especificárselo para que modifique el uso de la tinta de forma conveniente. Así como dar siempre una impresión “óptima” o subirle la resolución de impresión (ya depende de qué impresora se esté usando, marca y demás).

Imprimir desde Photoshop. Si bien para una cantidad considerable de imágenes es más peñazo, para imprimir imágenes individuales imprimir desde Photoshop da unas cuantas ventajas.
-Primero, os permite visualizar si la imagen perderá mucho al imprimir. ¿Cómo? En el menú imagen-modo-CMYK (si os pregunta algo decidle que sí) pasará la imagen a modo CMYK (Cyan, Magenta, Yellow, Black), el utilizado por la mayor parte de impresoras. Así veréis si hay mucha diferencia entre vuestra imagen y la impresa (normalmente los rojos suelen ser los peores parados). Una vez visto el resultado, le dais a Ctrl-z para volver al RGB. Sé que hay una forma rápida de visualizar el CMYK, pero no recuerdo cual era.
-Segundo. En el menú archivo-imprimir con vista previa, da bastantes opciones de escalado y configuración de página para que la imagen quede bien. Y hay acceso a los ajustes de impresora (donde suele estar las calidades y temas de papel antes citado).

Son un par de consejos que me han venido a la cabeza al ver lo de WillyGalleta. Mañana tenía intención de releer esto y pulirlo un poco más, y si alguien le parece suficientemente potable, darle un tema individual.

Comentarios, críticas y retoques bienvenidos ^^

– fuente: foro WEE

Entender el píxel

Posted in Uncategorized by listocomics on 23/02/2009

(por Willy Galleta)

– fuente: foro WEE

Tagged with: , ,
A %d blogueros les gusta esto: