Webcomiqueros

Cómo añadir un botón de Clicómics a mi blog

Posted in Uncategorized by blip on 08/11/2010

Una buena forma de potenciar tu webcómic es promover que tus lectores lo envíen a Clicómics, la página de tiras cómicas, viñetas y humor gráfico que permite a sus usuarios votar sus cómics online preferidos al estilo Digg o Menéame. Para ello, lo mejor que puedes hacer es añadir un botón en cada una de las tiras. Si usas WordPress o Blogger, se puede hacer de forma automatizada (y seguro que en otros sistemas también, pero a continuación detallaremos sólo estas dos plataformas, que son las más usadas).

  • Botón para WordPress:
    Ve al apartado de “Apariencia/Editar” de tu Tablero. Inserta el siguiente código en la plantilla de la entrada individual (normalmente “single.php”) y/o en la de la página principal (normalmente “index.php”) en un espacio cerca de la tira cómica:

<img src=”https://webcomiqueros.files.wordpress.com/2010/11/clicomics20x20.jpg&#8221; alt=”Enviar a Clicómics”><a href=”http://clicomics.slinkset.com/items/new?u=&lt;?the_permalink();?>&t=<?php the_title(); ?> “>Enviar a Clicómics</a>

  • Botón para Blogger:
    Ve al apartado de “Diseño/Edición de HTML” del Escritorio de tu blog. Añade el siguiente código en el pie de post (busca la parte donde ponga “Post Footer”) :

<img src=”https://webcomiqueros.files.wordpress.com/2010/11/clicomics20x20.jpg&#8221; alt=”Enviar a Clicómics”><a href=”http://clicomics.slinkset.com/items/new?u=&lt;?the_permalink();?>&t=<?php the_title(); ?> “>Enviar a Clicómics</a>

Si todo va bien, se verá más o menos así, pero apuntando a la página correcta:
Enviar a Clicómics

También puedes aplicar el mismo link a una imagen utilizando el código <img src=”http://rutadelaimagen.jpg”&gt;, usando al simpático kiwi como quieras o haciendo tu propia versión personalizada para tu webcómic. Ahí van un par de ejemplos.

Cómo tener éxito con un cómic online (webcómic)

Posted in Uncategorized by listocomics on 22/06/2010

(por RuntimeError)

Es un hecho que Internet ha venido a revolucionar el mundo de la comunicación y la cultura. Está afectando a la audiencia e ingresos de los medios y empresas del sector (prensa, cines, discográficas, editoriales…) a la vez que da oportunidades a las personas que nunca antes las habían tenido. Si eres dibujante hoy en día es imposible concebir tu trabajo sin Internet, y una de las muchas maneras de sacarle partido (obtener ingresos, repercusión o satisfacción personal) es mediante un webcómic o cómic online. Después de 5 años en esto he aprendido mucho, os dejo 12 consejos para llevar vuestro proyecto a buen puerto:

1. Marcar objetivos a corto plazo y largo plazo: ¿Qué quiero hacer? ¿Tiras cómicas? ¿Una historia larga? ¿Viñetas sueltas? Y ¿con qué objetivo? ¿Ganar dinero? ¿Darme a conocer? ¿O por simple entretenimiento? El objetivo a corto y largo plazo puede ser diferente y cambiar a partir de una fecha determinada o la consecución de ciertos resultados. Por ejemplo, durante los primeros meses tantear el terreno y más adelante afianzarte y rentabilizar tu webcómic.

2. Tener una meta realista y asequible: Vivir sólo de un webcómic es casi imposible, lo que no significa que debas renunciar a ello. Pero si dibujas muy mal o tus guiones son pésimos no pretendas tener cientos de miles de visitas. De igual forma, si eres un crack, no te conformes con que sólo te lean tus amigos ya que la red te ofrece lo que nunca nadie te ha ofrecido antes, la posibilidad de que te lean millones de personas.

3. Gestionar de forma eficiente el tiempo: Del tiempo que le dedicas al webcómic podemos diferenciar el que pasas guionizando y dibujando, y el que pasas diseñando y manteniendo tu web. Yo le dedico respectivamente un 60% del tiempo al primero y un 40% al segundo. Fíjate que aunque el tiempo de diseño de la web es menor, es muy significativo. Incluye la optimización de los elementos de la web (cajas de publicidad, cómo exhibir la tira, prácticas SEO…), muy importante para una buena navegación y experiencia del lector, que puede decidir según el aspecto de tu web si se queda o no.

Además, gestionar tu tiempo bien también significa rentabilizar tu trabajo, ya sea obteniendo ingresos (con encargos, publicidad, recopilatorios o merchandising) o entendiéndolo como una inversión para el futuro. Personalmente nunca dibujo nada que me vaya a costar más (en dinero, tiempo o coste de oportunidad) que lo que me va a generar en ganancias.

4. Ser constante: El éxito se alcanza con perseverancia y regularidad. Las visitas se consiguen tras el trabajo diario de varios años. Nunca pretendas tener miles de visitas si empezaste ayer, ni tampoco vivir de rentas cuando lleves tiempo. En internet hay que currárselo constantemente. Y si temporalmente no puedes cumplir con la frecuencia deseada informa siempre antes, nunca después de un mes con la web parada sin avisar.

5. Tener un plan B: Un cómic online puede quitarte mucho tiempo y desgraciadamente puede fracasar o no superar tus expectativas. Por si acaso ten un plan B, por ejemplo otro trabajo más tradicional para no morirte de hambre. Puedes luchar mucho por dedicarte a lo que más te gusta y te animo a que lo hagas, pero siempre con cabeza. Si tu otro trabajo te permite dibujar o algo de tiempo libre es lo ideal.

6. Publicar contenido generalista e inmediato: Piensa tus cómics de forma que puedan gustarle al mayor número de personas. En Internet hay temas que arrasan: actualidad, sexo, tecnología, relaciones personales, temas sociales, frikismo, etc. Si haces un webcómic sobre hacer ganchillo creo que internet no es tu medio. Y si lo haces sobre un tema concreto, por ejemplo sobre frikis, al menos intenta que pueda gustar al mayor número de frikis posible. Huye del chiste privado.

El lector de internet también es muy perezoso, el cómic tiene que estar en bandeja y no agobiar con demasiado texto, debe ser rápido y ágil de leer. Con frecuencia con la misma rapidez que lo leerán lo olvidarán, no te preocupes porque ese hecho está lejos de ser un fracaso, sólo es una característica de internet.

7. Tener presencia en las redes sociales: Son imprencindibles para los proyectos en internet. Facebook, Twitter, Tumblr, Tuenti, etc. Cuantas más uses activamente más tráfico derivarás a tu web. Google también trata mejor a las webs que usan redes sociales. Con ellas también podrás dar valor añadido a tus cómics, hablar con tus lectores y colegas, ser cercano, socializarte…

8. Creer en lo que haces: Usa las críticas constructivas para mejorar y las destructivas pásatelas por el forro. Que no te hundan los insultos ni te creas un dios porque todos te chupen el culo. Sé humilde, cercano y abierto en todo momento, pero siempre creyendo en lo que haces, con seguridad en ti mismo. Los profesionales que más se tienen en cuenta son las que creen en las cosas que hacen y los que dan lo mejor de sí mismos por conseguirlas.

9. Fijarse en los demás, pero tener estilo propio: Debes ojear a ver qué se cuece en internet. Cómo se tratan los temas, qué gusta y qué no. Pero trasládalo a tu cómic con tu estilo propio, dejando un espacio libre para tu propia creatividad. De ahí lo de fijarse en los demás, pero sin pasarse. Tampoco tengas miedo de ir contracorriente de vez en cuando u opinar diferente del resto, te dará notoriedad.

10. Optimizar el tráfico: Ten en cuenta que los lunes y martes son los días que la gente más navega, así que guarda tus tiras más potentes para esos días. El sábado es el día más “light” (la gente sale, no se conecta tanto), así que puedes descansar ese día o dedicarle lo más sencillo o menos bueno de tu obra.

11. Ser independiente: Las asociaciones e iniciativas grupales para promocionarse son muy útiles, pero a la hora de trabajar en tu proyecto intenta depender de las mínimas personas posibles ya que la puesta en común de acciones entre demasiadas personas demora mucho su ejecución.

12. Interpretar estos consejos como te dé la gana: Puedes hacerles caso o puedes pasar de ellos, ya que provienen de mi propia experiencia, y seguro que hay tantas experiencias como autores. De hecho odio que me den consejos sin haberlos pedido, por tanto tenéis permiso para odiarme xD.

PD: Estos consejos van dirigidos al dibujante que se busca la vida por su cuenta en internet. No tiene nada que ver con editores ni intermediarios. Por suerte o por desgracia el futuro del dibujante de cómic en España está en la red, cada año se hace más evidente. Si no estáis aún convencidos volved dentro de 5 años y me contáis 😉

Runtime-Error (Juanjo Escofet)

-fuente: Runtimecomics.com

Cómo tunear el pluggin Sociable para que aparezca Clicómics

Posted in Uncategorized by listocomics on 29/03/2010

(por Joaquín Lesende)

Lo primero de todo hay que pillar el icono:

http://img194.imageshack.us/img194/2026/clicomics.png

Y subirla a la carpeta wp-content\plugins\sociable\images de WordPress, asegurándose de que se llama clicomics.png, no “clicomics[1].png” o algo por el estilo.

Luego se abre el fichero wp-content\plugins\sociable\sociable.php con un editor de texto (recomiendo guardar una copia por si la cagamos al editarlo). Buscaremos una línea que dice lo siguiente:

$sociable_known_sites = Array(

Y justo debajo de esa línea añadimos lo siguiente:

'Clicómics' => Array(
'favicon' => 'clicomics.png',
'url' => 'http://clicomics.slinkset.com/items/new?u=PERMALINK&t=TITLE'
),

Guardamos, subimos el fichero y ya está! Sólo queda entrar en el panel de control y activar Clicómics en la barra de Sociable.

-fuente: Joaquín Lesende en el foro WEE

Tutorial de anatomía I: El torso

Posted in Uncategorized by listocomics on 12/03/2010

(por Litos)

Empezaremos por lo fácil, y lo básico: el tronco. Como todo sale de él, es lo primero que hemos de tener en cuenta.
Primero dibujaremos un huevo (o un cono redondeado). Éste es la caja torácica. En línea con él dibujaremos un cucurucho de papel achatado, que es la pelvis. Fácil, ¿no? Ten en cuenta que el cucurucho ha de ser un poquito más ancho que el huevo. Muy poquito en los hombres, un poco más en mujeres.

Ahora has de dibujar un aro alrededor de la parte superior del huevo, que será el cinturón escapular, formado por las clavículas y los omoplatos. Ha de ser un poco más ancho que el huevo, pero no mucho, o acabaremos con un mono, y esa no es la idea 🙂 Dicho esto, los hombros suelen ser más anchos en un hombre que en una mujer, igual que las caderas de la mujer suelen ser más anchas.

huevo y cucurucho

Como puedes observar, sólo con esto ya tenemos las proporciones básicas de nuestro personaje, y podemos hacer ambos elementos más o menos anchos, pero si se mantienen coherentes entre sí, el personaje será creíble.

Ahora definiremos los puntos de inserción de las extremidades, marcados con puntos verdes. Los brazos los colocaremos un poco por debajo del aro del cinturón escapular (veremos esto en más detalle más adelante, pero por ahora nos vale), y las piernas a mitad de la altura de la pelvis.
hueco y cucurucho-extra

¡Oh! ¡Tenemos un huevo y un cucurucho con puntos! Vamos a colocar piernas y brazos… Ten en cuenta que los codos están más o menos a mitad de camino entre la caja torácica y la pelvis, y que el espacio entre ambos no es tanto como puedas pensar en un principio. Y piensa también que el antebrazo es un poco más corto que la distancia del hombro al codo.

Si tienes en cuenta también que la mano termina un poco más arriba que la rodilla, ya puedes dibujar el muslo. Y como éste es de longitud muy similar a la de la pantorrilla, ya tenemos otra cosa. Pon un par de cuñitas como pies, y ya tenemos algo que se parece bastante a… ¡Un personaje de XKCD!

pelotas y palotes

Claro, la gracia está en hacer que estas cosas se muevan. Has de practicar con varias poses, y colocar los palos y las pelotas de acuerdo con estas directrices. Suena más fácil de lo que es, pero con práctica ya irás acercándote.

pelota y palotes en acci&oacute;n

Por último, un par de consideraciones:

Hay quien usa rectángulos en lugar del huevo y el cucurucho. El problema de esto es que luego tenemos pelvis y hombros un poco… reguleros, y encajar la musculatura encima será mucho más difícil. Sin embargo, veremos más adelante cómo podemos aprovechar esta idea para colocar la figura en perspectiva

Photobucket

También hay quien usa el sistema de 7/8/9 cabezas para medir la figura. Supongo que hay a quien le resulta útil, pero a mí me lía. A la que intentas colocar algo en escorzo, no sirve para nada (o a mí no me sirve, vaya…) si no eres un hacha de la perspectiva (y yo no lo soy), y además creo que es más útil encajar el cuerpo del personaje antes de ponerse a dibujar la cabeza, que en el fondo no es más que una pelota encima de todo lo demás 😛

Así queee… ¡deberes! Haz varias de estas figuras con varias proporciones: larguiruchas, normales, anchas y bajitas… Y luego dibújalas de pie, andando y sentadas. Las cuelgas aquí, y empezamos a discutir 😉

Y ahora… ¡El tronco en detalle!

¡OJO! ¡No te pongas con esto hasta que no tengas más o menos controlada la parte del huevo y el cucurucho, o te liarás! 🙂

Photobucket

Vale, pues nos ponemos ya con el tronco… Siento haber tardado tanto, pero necesitaba juntar bastantes dibujos, y siempre me daba la sensación de que faltaba alguno.

Empezamos con el tronco y no con brazos, piernas o cara, porque es la base: sin tronco no hay figura, y además, si no sabemos cómo salen las extremidades de él, nos va a ser muy complicado dibujarlas después. No subestimes la complejidad de todo esto, pero tampoco te agobies: esto exige mucho trabajo antes de poder asumirlo, pero una vez lo tengas controlado, tus figuras parecerán mucho más reales y coherentes…

En primer lugar… ¿recuerdas que sobre el huevo había un aro? ¿Y que dijimos que eso era el cinturón escapular? Pues bien, ahora vamos a entrar en detalle.

El cinturón escapular comprende las clavículas y los omoplatos, y puedes considerar que son un balancín sobre un trapecio imaginario que colocamos en la parte superior de la caja torácica.

Photobucket

Este balancín puede moverse arriba y abajo, pero también hacia delante y detrás (aunque este movimiento está más limitado: no te pases adelantando un hombro, o parecerá que dibujas a plasticman)

Aunque la idea del balancín nos sirve para construir la base de la postura, todos sabemos que hay más cosas pasando por aquí. Te las explico ahora mismo.

En primer lugar, las clavícula está dividida en dos, y puedes dibujarla como dos arcos poco pronunciados que parten desde el centro del huevo que es la caja torácica hasta la altura de los hombros, donde bajan un poco y engordan un poco. Al otro lado del tórax tenemos los omoplatos, que tienen una forma vagamente triangular.

Photobucket

Entre el extremo grueso de la clavícula y el omoplato se forma una cavidad redondeada donde se encaja la cabeza del húmero. Por si acaso, te recuerdo que el húmero es el hueso superior del brazo, y que -muy convenientemente- acaba en una bola. Por eso, el brazo puede rotar como si de un rodamiento se tratara, aunque siempre limitado por los músculos. Aunque llegaremos a eso más adelante.

Photobucket

Antes hemos comentado que podemos considerar el cinturón escapular como un balancín sobre un trapecio imaginario. Pues bien, era mentira. Ese trapecio imaginario lo podemos considerar los pectorales. A efectos de dibujarlos, los pectorales salen a dos tercios de la clavícula, y llegan hasta el final del esternón, para acabar trenzados en la parte superior del húmero. Sí, trenzados. Al llegar al húmero, se dividen en tres cabezas, que permiten que el húmero gire y se eleve. Así, cuando la parte superior tira de abajo, la inferior tira de arriba, y genera más fuerza que si fueran en la misma dirección
Photobucket

Ten en cuenta que lo que hemos dicho de que forman un trapecio es una simplificación brutal: en realidad, cada pectoral se ancla en tres puntos de la caja torácica: la clavícula, el esternón, y las costillas. Por eso, al estirarlo pierde esa forma trapezoidal. Pero vaya, nos sirve por ahora…

No podemos ver a simple vista cómo el pectoral agarra el húmero, porque lo tapa el deltoides, que es el “músculo del hombro”. El deltoides tiene una forma vagamente triangular, y parte del omoplato y de la clavícula, llegando hasta un tercio de la altura del húmero. Por ello, cubre el enganche del pectoral en el húmero, y forma las “paredes” exteriores de la axila. Su función es elevar el brazo.

Photobucket

Bajo los pectorales hay un pequeño espacio plano, y más abajo empieza el abdominal, que se divide en tres cuerpos más o menos marcados. La parte superior va del final de la caja torácica hasta más o menos la cadera, y la inferior forma el pubis. Entre ambos hay un bultito que forma la parte media del abdominal. Los tres son de forma vagamente redondeada y en cuña.

Y… ¡resiste a la tentación de dibujar tabletas de chocolate! Hablando mal y aprisa: eso no sirve de nada, y además, no son músculos, sino divisiones superficiales del abdominal… Vamos, que entretenerte dibujando eso no te va a ayudar a encajar la figura, y mareará más que otra cosa.

Photobucket

Visto de lado, apreciamos 4 grupos de músculos básicos para entender la figura: los oblicuos interno y externo, el serratus magnus y el latissimus dorsi.
Photobucket

El oblicuo interno es una especie de faja que va de la parte de detrás de las crestas de la cadera (crestas iliacas) hasta el final de la caja torácica, y forma la base del vientre, sobre la que se coloca el abdominal y el oblicuo externo.

El oblicuo externo va de la parte frontal de las crestas iliacas hasta un poco más abajo de los omoplatos, y sería una especie de cinturón encima del oblicuo interno. Por así decirlo, ambos oblicuos forman la cintura por delante y por detrás, sujetando la zona entre la cadera y el tórax.

El serratus magnus es un grupo de músculos que asoma por debajo de todos los demás, y es como una serie de plumas que salen de la axila en abanico, y forman la cara interna de la axila. Se ven como pequeñas digitaciones en el lateral del tórax. De todas formas, es una de esas cosas que basta con que sepas, y que puedes no dibujar, porque si los marcas mucho quedará una figura rara de verdad.

Por último, el latissimus dorsi sale de la base de la espalda y sube hasta la parte frontal del húmero, haciendo una especie de peto. Pasa por debajo del oblicuo externo, y forma con el deltoides la pared frontal de la axila.

Photobucket

En resumen:

Las clavículas forman un arco en la parte superior del tronco, de la que parten los pectorales, que parecen un trapecio. A los lados de ese trapecio hay un par de triángulos que son el final del pectoral y la parte baja del deltoides sujetando el brazo. Tras un espacio plano muy breve, hay un gran óvalo que es el abdominal, que se divide en tres.

Visto de lado, el torso se sujeta por una faja (el oblicuo interno), un cinturón (el externo) y un peto con tirantes (el latissimus dorsi). La fuerza contrapuesta de los tres grandes músculos da la forma de la cintura.

Y vale, sé que ahora mismo me odias por este peldañazo de lección. Puees… sólo he de decirte que aún faltan los músculos de la espalda (no será tan duro, pero es que aún no tengo dibujos de todos)

Como ejercicio, dibuja troncos de frente, con las divisiones claramente visibles, e inclínalos hacia delante y atrás. Haz lo mismo de lado. Y si quieres, siempre puedes copiar los dibus que he puesto como prueba. Atiende a la función de cada músculo, y haz que se vea sólo si es necesario para entender la figura. La idea NO es dibujar bultitos divertidos, sino ver cómo funciona la figura, y que ésta sea coherente.

¡Ánimo!

Y recuerda… ¡La mejor manera de aprender anatomía es con desollados!

Photobucket

-fuente: Foro Subcultura

Tutorial de fondos oemegísticos

Posted in Uncategorized by listocomics on 31/01/2010

(por Valerian)

-fuente: Valerian en Devianart

Trucos para salir en portada de Clicómics

Posted in Uncategorized by listocomics on 28/01/2010

Oh, se rumorea que es posible votar varias veces en lo de Clicómics, cambiando de ordenador o de navegador o haciendo varias trampas de hacker cutre. Oh, my god. Recomiendo fervorosamente usar esas habilidades informáticas para hackear el Banco de España y llegar a la portada de Clicómics usando estos truquillos que son más divertidos y más eficientes:

1. Dibuja gracioso: Viñeta graciosa, viñeta que sube. No hay truco mejor que este.

2. Dibuja bonito: Que este mundo es un mundo de frivolidades y la mayoría de internautas son humanos y se dejan influenciar por las apariencias.

3. Cuida el formato: Pon miniatura, ostras, que no cuesta tanto (sólo hay que copiar la ruta de la imagen ene l recuadro del thumbnail). Y si se trata de una viñeta suelta que no ocupa mucho, también puedes pegarla en la descripción; pero si es una imagen muy grande no lo hagas, que queda feote y te votarán pabajo.

4. Tráete amigos: Que cada cual tiene sus gustos, y cada seguramente cada cómic tiene su público. Quizá en un momento dado no pasa por aquí nadie capaz de apreciar tu humor, pero quizá sí que lo harán tus amigos, tu familia, tu churri y tus contactos de facebook y twitter. Si les animas a pasarse por aquí tus garabatos recibirán más votos y nuestra web más visitas y todos seremos más felices y comeremos perdices.

5. Ponte un botón de voto fácil desde tu página: Mima a tus lectores, pónselo todo fácil. Ender ya tiene su botoncito molón, y ha prometido explicarnos cómo se hace.

6. Ponte este widget en algún sitio visible de tu web: No sólo estarás ayudándonos a promocionar el invento, también harás que tus lectores habituales se motiven para echarte un cable y lanzar tus enlaces parriba. Si no te gusta el aspecto del Widget, pueden montarse cosas parecidas con el feed http://clicomics.com/.atom.

7. Pon enlaces a cosas chulas: Aunque no las hayas dibujado tú, que así crece tu karma y tu glamour y tu popularidad y predispone a los habituales a votar tus envíos.

8. Aprovecha el fin de semana y las fechas señaladas: Los días con menos tráfico es más fácil llegar a portada porque hay menos cómics nuevos compitiendo por los votos. Pero con un poco de suerte, lo que llega a portada en domingo se mantendrá ahí durante la mañana del lunes para dar la bienvenida a los oficinistas.

Y creo que eso es todo, ¿o tenéis alguna otra idea?

En todo caso, nos vemos en la portada de Clicómics.com.

Tagged with: , ,

Clicómics

Posted in Uncategorized by listocomics on 26/01/2010

Ladies and gentlemen,

Clicómics.com es un invento de Listo Entertainment que pretende ser  un escaparate a las mejores páginas, tiras, viñetas, cómics y chistecillos de humor gráfico…

Bueno, escoger lo mejor de lo mejor es un poco lío, quizá nos conformaremos con destacar lo más popular, siguiendo la estela de Digg y Menéame.

Puedes mandarnos tus tiras favoritas y/o votar las que más te gusten, incluso anónimamente. Estás en tu casa.

Las más populares salen en portada y automáticamente también son enlazadas en el Twitter, en el Facebook, en el Tumblr y en las barras laterales de Listocomics.com, Cómics en blog, Webcomiqueros, La Kame House, Afro Monkey y de todo aquel que se anime a ponerse este código:

<script src="http://slinkset.com/widgets/113683/popular.js"
type="text/javascript" charset="utf-8"></script>

Para votar tiras, basta con clicar en la flecha que apunta hacia arriba.

Si algún cómic es muy muy feo o no es un cómic, también puedes hundirlo clicando la flecha que apunta hacia abajo (pero suplicamos que no abuséis de esta opción, que, aunque parezca mentira, algunos webcomiqueros también tienen sentimientos).

El botoncito Popular te permite acceder a los cómics más populares y el botoncito Recent te permite explorar las novedades.

Para mandar cosas, basta con darle al botoncito Submit y poner algo de título en Title, y el enlace de tu post en URL. No es obligatorio pero es recomendable poner insertar también la imagen en el campo Description usando código HTML (algo así: <img src=”http://rutadelaimagen.jpg“>), pero ten en cuenta que si las imágenes que insertas son de más de 600 píxeles de ancho, pueden aparecer recortadas por la barra lateral en los ordenadores que tenga baja resolución de pantalla.

Por cierto, la imagen corporativa del sitio (ese sensual kiwi verde) es del maestro Ismurg, y las cosas técnicas se las ha currado el maestro Ender Wiggins.

Blipconsejos 3: Publicación y Promoción

Posted in Uncategorized by blip on 16/01/2010

(por Andrés Palomino, alias blip)

Mis consejos para crear una tira cómica online (y dominar el mundo)

Tercera (y última, por el momento)  entrega de los pequeños trucos que aplico a mi webcómic. En la primera hablaba del diseño de la tira cómica, y en la segunda del diseño del blog donde vas a publicarla. A continuación, me centro en dos aspectos que todo buen webcomiquero aspirante a dictador mundial debe dominar: la publicación y la promoción de su tira cómica online.

Publicación y promoción de tu tira cómica

  • Establece una regularidad de publicación y cúmplela. Sé realista. La mejor manera de fidelizar a los lectores es publicar tu tira cómica con una constancia fija. Establece un día y hora de publicación (no hace que lo explicites a tus lectores, pero ayuda). Decide cuál va a ser tu frecuencia de publicación con realismo: una vez a la semana, una vez al día, una vez al mes… Piensa que el entusiasmo inicial es engañoso, no te embales con un ritmo de publicación que luego no vas a poder cumplir.
  • No publiques nunca más de una tira al día. Por muy entusiasmado que estés por cómo te ha quedado la siguiente tira, espérate a publicarla cuando toque. No varíes tu ritmo de publicación, aunque tengas varias tiras preparadas, reserva tus fuerzas. Deja que tus lectores estén ansiosos por ver la siguiente publicación, no los satisfagas antes de tiempo.
  • Procura tener un buffer de seguridad de tiras al que podrás recurrir en caso de no poder dibujar la tira por el motivo que sea.
  • Tarde o temprano, llegará un día en el que no podrás cumplir con tu ritmo de actualización. Cuando eso suceda, no des demasiadas explicaciones de tu ausencia. A los lectores no les interesan las excusas ni los motivos personales, sólo les importa que vuelvas a publicar. Cumple con este consejo aunque tu ausencia vaya a ser prolongada, así tus lectores acudirán periódicamente para ver si has regresado, aumentando la incertidumbre y el “síndrome de abstinencia”.
  • En caso que tengas un blog paralelo a las tiras, publica información útil, promueve la interactividad y publicita tus logros. Haz encuestas entre los lectores, muestra bocetos y material adicional relacionado con las tiras, publica fanarts hechos por ti o enviados por lectores y colaboradores. Si tu tira cómica aparece mencionada en otros blogs, devuelve el favor mencionándolo aquí. Si apareces en algún medio de comunicación, por pequeño que sea, escanéalo o captúralo y publícalo. No publiques información personal que no tenga que ver con tu tira. A nadie le interesa.
  • Haz fanarts, colaboraciones y crossovers para tus webcómics favoritos sin pedir nada a cambio. Envíaselos a los autores, normalmente suelen estar encantados y lo publicarán en su web, y eso siempre te dará un tráfico interesante. Con suerte, podrás conocer a algunos autores que estén en tu misma onda y aprender de ellos. Por otro lado, no descuides tu tira cómica por hacer demasiados fanarts: si resulta que tienes suerte y te publican tu fanart, más vale que cuando lleguen los nuevos visitantes a tu web haya una tira que haga reír. Y sobretodo, no caigas en la endogamia y el chiste interno. Que las tiras cómicas las pueda entender alguien que no conoce al referenciado, recuerda que las bromas privadas no son graciosas.
  • Comenta habitualmente en webcómics y otras webs afines. Deja comentarios simpáticos y no hagas spam indiscriminado, es contraproducente. Lo mejor es dejar comentarios como uno más, pero incluyendo siempre la dirección de tu webcómic.
  • Enlaza sólo a los webcómics que realmente te gusten. No esperes nada a cambio. No hay nada más molesto que recibir un mensaje diciendo “hola, me llamo tal y te he linqueado, ¿me pones un link en tu web?”. Linquea, tarde o temprano lo notarán, y si has hecho bien tu trabajo y tu tira cómica está bien, te lo devolverán sin que les digas nada.
  • Explota las virtudes de las redes sociales, pero con contenido. Estudia y valora crear una página/perfil/grupo en Facebook y una cuenta de Twitter. Al mismo tiempo, no dupliques información a través de los diferentes canales. Si tienes Twitter, Facebook y un blog, procura que sirvan para cosas distintas y aparezcan mensajes diferentes. Si te limitas a anunciar las mismas actualizaciones en todas las plataformas, la gente se aburrirá de ti y se limitará a uno de los canales. En cambio, si sabes usar tus distintas plataformas con inteligencia, ganarás lectores y eco mediático. No pongas cosas personales en Twitter ni en Facebook. A nadie le interesa.
  • No tengas miedo a explicar a tus conocidos que haces un cómic. ¡Sal del armario! Ganarás lectores inesperados.
  • La promoción es esencial, pero no dediques más tiempo al marketing y a promocionarte que a dibujar. Lo primero, y lo que más visitas te va a proporcionar es hacer una buena tira cómica.
  • Si pese a todo los comentarios y las visitas no llegan, ten paciencia y no desesperes. Los resultados no llegan de inmediato. A veces no es cuestión de  meses, sino años. No te compares con los demás, dibuja y mejora por tu cuenta. Si pasado un tiempo prudencial no van las cosas como esperabas, plantéate dónde estás fallando. Dibuja, dibuja, dibuja.

Estos son los consejos que le daría yo humildemente a un pintamonas que empieza, espero que os sirvan. ¡A trabajar! Ah, y antes de poneros a afilar los lápices, echadle un ojo a los Diez Mandamientos Webcomiqueros y al resto de superconsejos de El Listo, que para algo le llaman así.

-por Andrés Palomino

Más blipconsejos… Blipconsejos 1: Diseño de tu tira cómica online y Blipconsejos 2: Diseño de tu blog.

Tagged with: , , ,

Blipconsejos 2: Diseño de tu blog

Posted in Uncategorized by blip on 13/01/2010

(por Andrés Palomino, alias blip)

Mis consejos para crear una tira cómica online (y dominar el mundo)

Segunda entrega de los pequeños trucos que aplico a mi webcómic. Si en la primera entrega hablaba del planteamiento inicial de la tira cómica, esta parte está centrada en el diseño del blog (al fin y al cabo, un webcómic se podría definir como un cruce entre cómic y blog).

Creando tu página web

  • Uses el sistema de publicación que uses personaliza los templates básicos. Tanto si usas un alojamiento gratuito para webcómics tipo SubculturaSmackjeeves como si creas un blog con Blogspot o WordPress, modifica la cabecera básica con alguna imagen propia, cambia las fuentes habituales y los colores de serie para tener un look distinto e identificable. No hace falta saber mucho de programación para hacer unos cambios mínimos. La gran mayoría de blogs personales ni se molestan en modificar los templates de muestra. Que tu webcómic se visualmente distinto a los demás blogs. El cómic es un arte visual.
  • Haz que la última tira cómica sea lo primero que se vea en la página principal. Al fin y al cabo, tienes un webcómic, y la tira cómica tiene que ser lo más importante. Que la cabecera no sea demasiado alta. Ajusta el formato para que la tira se vea de un solo pantallazo, sin tener que usar el scroll ni clicar sobre la imagen. Cuantos menos clicks, mejor, la vagancia en internet no tiene límites.
  • No escribas demasiado texto en la entrada que acompaña la tira cómica. Es más, si es posible, no escribas nada en absoluto. Si eres bueno, la gente esperará tus chistes, no que le expliques la vida. Lo que tengas que decir, dilo en el chiste. Si aún así tienes una necesidad irrefrenable de escribir más y expresar todo lo que llevas dentro, crea un blog integrado en la página principal del webcómic, pero separado claramente de la tira. Haz que se pueda navegar separadamente entre las entradas de las tiras y las del blog.
  • Habilita el sistema de comentarios de tu blog. Los comentaristas son la esencia de la fidelización y un primer baremo de la popularidad de tu webcómic. Evita los CAPTCHA. Algunos lectores dejan de comentar si tienes un sistema anti-spam demasiado férreo. Si utilizas un sistema de moderación de comentarios, modera los comentarios rápidamente, no dejes a los lectores en vilo durante demasiado tiempo para ver si su comentario se publica. Los comentaristas quieren ver su agudo comentario YA (aunque sea una chorrada). Contesta los comentarios frecuentemente. Busca tu propio estilo de responder comentarios: amable, chistoso, terrorista, lo que mejor se adapte a la personalidad de tu tira cómica. Cuida a los comentaristas habituales. La gran mayoría de lectores NO COMENTA, así que los comentaristas habituales son valiosos. Dales cancha.
  • Añade botones visibles para suscribirse por RSS y compartir en redes sociales: que tus lectores puedan compartir fácilmente tus tiras si les han gustado y que se enteren cuando haya una tira nueva.
  • Añade widgets y funciones a tu blog: lista con las últimas tiras, botones de navegación para la tira anterior, la siguiente y la primera, encuestas, contadores de visitas… Copia los que te gusten de tus blogs o webcómics preferidos.
  • Crea una breve página sobre el autor para que los lectores sepan quién eres y en qué consiste tu tira cómica.
  • Por último, ten en cuenta que no hace falta que el aspecto de tu página web sea una virguería. La ley básica es: que el diseño de la web no te ocupe más tempo que el dibujo. Si los chistes y los dibujos no hacen gracia, no te va a salvar tener una superpágina web con un millón de funciones.

-por Andrés Palomino

Más blipconsejos… Blipconsejos 1: Diseño de tu tira cómica online y Blipconsejos 3: Publicación y promoción de tu tira cómica.

Blipconsejos 1: Diseño de tu tira cómica

Posted in Uncategorized by listocomics on 11/01/2010

(por Andrés Palomino, alias blip)

Mis consejos para crear una tira cómica online (y dominar el mundo)

Hace apenas un año y medio que creé mi primer webcómic, así que aún soy un novato, pero en este tiempo he ido aprendiendo algunos trucos que me han resultado útiles y que me gustaría compartir con aquellos que se estén planteando lanzarse a la aventura de publicar su propia tira cómica online. Están centrados en la comic strip clásica, que es el formato que yo utilizo, pero muchos son aplicables a otros formatos de webcómic y a los blogs en general. Como veréis, algunos se contradicen entre sí, supongo que el éxito está en el equilibrio.

Antes de colgar tu tira en internet:

  • Lo primero (y lo más importante) es de perogrullo: intenta hacer el mejor cómic posible. Cuanto mejor sea tu tira cómica, más lectores tendrás. Parece tonto, pero a veces la gran cantidad de herramientas que nos ofrece internet nos desvían del objetivo principal: hacer un buen producto. No te conformes con lo primero que se te ocurra y no cuelgues cualquier material si no estás convencido de su calidad.
  • ¿De qué va a ir tu tira? Piensa un tema que no se vaya a agotar en 10 tiras: hazte una lista de posibles chistes, y no te pongas a dibujar hasta que tengas al menos 20 chistes en la lista.
  • Define tu público objetivo. Define qué público quieres que se ría con tus tiras cómicas. Cuanto más público quieras abarcar, más simples tendrán que ser los chistes. Si te diriges a una comunidad más reducida y enganchas con ella, tendrás un público mucho más fiel y podrás hacer chistes más elaborados, dando por hecho conocimientos previos del lector. Tampoco reduzcas demasiado tu nicho de mercado, una tira cómica dirigida a ingenieros de telecomunicaciones murcianos adictos al backgammon tendrá un público muy limitado. O no, quién sabe.
  • Habla de lo que sabes: si no tienes ni idea de videojuegos, sobre psicólogos o sobre cine, hacer chistes sobre ello te costará y no conectarán con tu público objetivo.
  • Al mismo tiempo no hables sólo de ti. No caigas en el chiste privado, los chistes privados son eso, privados. No interesan al público porque no los entienden. Busca temas universales, que los chistes los pueda entender alguien que no te conozca de nada. Además, procura que cada tira se entienda por sí sola; para ganar nuevos lectores, es mejor que la primera tira que lean, lleguen como lleguen a la página, se entienda.
  • Define tus personajes: si vas a usar personajes fijos, dales 3 rasgos de personalidad a cada uno. Que sean simples, evidentes, marcados y exagerables, luego el personaje irá ganando complejidad por sí solo a lo largo de las tiras. Si tú no tienes claro a tu personaje, no calará en el público.
  • Lee los clásicos: estudia las estructuras que se repiten millones de veces en Peanuts, Calvin & Hobbes, Garfield o Mafalda e intenta copiarlas. Sí, plagia sin miedo la estructura. Estudia sus personajes e intenta resumir su personalidad en 3 rasgos de carácter. Lee a la competencia, incluso a los que no sean de tu estilo, y observa lo que hacen y por qué triunfan. Léete los tutoriales y consejos de webcomics.com (aunque ahora se hayan vuelto de pago), webcomics.es y webcomiqueros.wordpress.com. Aplica los tópicos de los géneros. Todo está inventado.
  • Al mismo tiempo, ignora lo que hacen los demás. Intenta buscar lo que te diferencia siendo tú mismo. No te compares constantemente con tus webcómics preferidos si no quieres acabar deprimido, y busca tu propio estilo.
  • ¿Cómo vas a dibujar tus tiras? Elige una técnica y domínala: tableta gráfica, collage, escaneo y retoque gráfico, coloreado con acuarela, dibujar en una libreta y escanear directamente, la que sea, pero que la puedas dominar. Valora la rapidez y el resultado de tu técnica: deberías elegir una técnica que te permita hacer tu tira cómica con rapidez, para tener una buena periodicidad, y que al mismo tiempo tenga un aspecto gráfico final atractivo y/o reconocible. Dale siempre el mismo acabado a tus tiras: créate una plantilla para tu tira cómica y usa siempre el mismo formato; que el lector identifique fácil y rápidamente que se trata de un cómic tuyo. Incluye la dirección de tu web dentro de la plantilla, por si alguien la publica en su blog o en alguna red social.
  • Al mismo tiempo, experimenta con el formato de tu tira, rompe con su aspecto habitual, utiliza técnicas nuevas, aprovecha los recursos propios de internet y sáltate a la torera las barreras de la tira y la cuarta pared (especialmente cuando ya llevas unas cuantas tiras y los lectores ya te conocen).
  • Si usas textos, escribe lo menos posible. Cuanto más conciso sean las palabras y rápida la lectura, mejor. No escribas información redundante: si ya lo vemos en el dibujo, no hace falta decirlo. No escribas nada que no sea necesario para el chiste. Y no te olvides, cuida tu ortografía. Un buen chiste con una falta ortográfica o de puntuación es un desperdicio.
  • Empieza el gag lo más tarde posible. Evita las viñetas de presentación de la situación. Si el chiste se entiende igual empezando a la mitad de la acción, recorta el principio.
  • Termina el gag lo más alto posible. Acaba siempre con lo más gracioso del chiste y el giro más brillante. Que no baje la tensión al final.
  • Ajusta el formato y el cuerpo de letra en proporción a los dibujos, que el texto se pueda leer agradablemente, de forma natural, sin tener que ampliar la imagen. No apretujes renglones de texto.

-por Andrés Palomino

Más blipconsejos… Blipconsejos 2: Diseño de tu blog y Blipconsejos 3: Publicación y promoción de tu tira cómica online.

Tagged with: , , ,
A %d blogueros les gusta esto: